¿Cómo pasar de un valor a un hábito?

Se les llama VALORES a las realidades que son consideradas como positivas y buenas para el Desarrollo Humano Integral de las personas, y para tener una convivencia: libre, justa, pacífica y fraterna. Los valores en los que se va a insistir son: Salud, Deporte y Orden, Moderación, Disciplina, Respeto y Solidaridad. Cuando estos valores se encarnan en lo profundo de una persona se llaman hábitos buenos, y son los que dan fuerza para una vida plena. Los hábitos están entrelazados de tal manera que adquiriendo éstos, se refuerzan muchos más, y son los que conforman el carácter. Se ha escogido éstos por ser básicos y para hacer un sistema más sencillo, que sea más fácil de llevar a la práctica, sin perderse en una selva de información. La intención general es formar el autocontrol de las personas a través de hábitos buenos, aspectos fundamental para poder salir adelante en la vida.

El valor es algo bueno pero externo a la persona. Es muy distinto hablar de orden que ser ordenado, o hablar de solidaridad y ser solidario, o hablar de salud y ser saludable. Existe un abismo entre comunicar un valor y que las personas lo vivan como algo natural, que lo practiquen siempre y con gusto. Este abismo se salta con el puente de los hábitos.

Si se cruza ese puente la persona irá haciéndose mejor, más feliz, más productiva, superando las dificultades y alcanzando objetivos. Si no se cruza, se quedará en el terreno teórico: hablando de los valores, contando historias, haciendo actividades, poniendo metas, pero con la frustración de no avanzar. Hay que pasar del Valor al hábito, pero, ¿CÓMO HACERLO?



DEBEMOS IMPLEMENTAR TRES ELEMENTOS INSEPARABLES:

1. Poner intenciones nobles y buenas al hacer las cosas: MOTIVACIÓN.
2. Asimilar los conocimientos a través de la REFLEXIÓN.
3. Llevar a la práctica los valores y la salud, realizarlos a base de CONSTANCIA EN PEQUEÑAS METAS.

SI SE PRESENTARA COMO UNA FÓRMULA, SERÍA DE LA SIGUIENTE MANERA:

HÁBITO BUENO = MOTIVACIÓN + REFLEXIÓN + CONSTANCIA EN PEQUEÑAS METAS = AUTOCONTROL

FORMAR HÁBITOS BUENOS NO ES TAREA RÁPIDA NI FÁCIL. TAMPOCO ES MUY COMPLICADO NI IMPOSIBLE. ES ACCESIBLE Y POSIBLE SI SE RESPETA LA MANERA DE VIVIR LOS ELEMENTOS DE LA FÓRMULA QUE SON LOS SIGUIENTES:

1. MOTIVACIÓN se identifica con la finalidad o el sentido con el que se hacen las cosas. Por ejemplo, lo más importante no es que el colaborador obtenga el primer lugar de las ventas. De poco serviría esta acción buena si el colaborador sólo lo hace por vanidad, por ganarles a los demás, por burlarse de sus compañeros: esta mala intención le está llevando a adquirir vicios en lugar de hábitos buenos. No se trata que no venda y mucho, pero sería mejor que también adquiera hábitos que lo hagan mejor. De ahí la importancia de enseñar a tener motivaciones altas en su actuar, que busque servir, ser saludable, buen ciudadano, solidario, preocupado por cuidar el medio ambiente…

a. Ayuda un buen ambiente: acallar burlas y mal ambiente respecto al hábito o metas propuestas; animar, echar porras, decir: “tú puedes”; evitar sólo la competencia, el ganarles a los otros sólo para demostrar que es mejor; evitar que se comparen y piensen que valen si los reconocen los demás; etc.

b. Importante para crecer en valores y hábitos buenos es que se esfuercen por hacer las cosas lo mejor posible, buscando una buena intención.

2. REFLEXIÓNQue el colaborador entienda y asimile el porqué, el para qué y el cómo se vive un determinado hábito bueno. Asimilar es comprender lo que se aprende, incorporarlo a conocimientos previos y saber aplicarlo a la vida. Que entiendan también que: cada acción buena, aunque nadie lo vea, le va haciendo mejor; y que cada acción mala, aunque nadie lo vea, lo corrompe y va adquiriendo vicios, con todas sus nefastas consecuencias.

3. CONSTANCIA EN PEQUEÑAS METAS: tener una sola meta que sea concreta, pequeña o accesible, y medible, como las que se proponen en SVD.

a. Una pequeña meta, pero cumplirla,aunque lo demás no salga. Evitar exigir en varios puntos a la vez.

b. No pasar a la siguiente meta hasta que se haya alcanzado la anterior. Si en un mes no se alcanza, ajustar la meta. Ir poco a poco: más vale paso que dure y no trote que canse. Ayuda a la constancia que la persona tenga pequeñas victorias, las cuales son muy importantes, por lo que no hay que despreciarlas sino valorarlas mucho. Refuerza el alcanzar la meta el que la persona sea consciente de estar contenta cuando logra la pequeña victoria.

c. Será importante la evaluación frecuente. Seguimiento cercano, lo más posible y positivo: infundir optimismo y esperanza, palabras animantes, más que reproches y reclamos.

d. Acumular las metas que ya se viven, es decir, cuando se pone una nueva, no dejar de vivir las metas anteriores.

ES IMPORTANTE TENER PRESENTE QUE, SI FALTA UNO DE LOS ELEMENTOS DE LA FÓRMULA, SE VERÁ MERMADO EL AVANCE EN LA ADQUISICIÓN DE HÁBITOS BUENOS:
(En el Manual de instrucciones y en el de Principios se amplía la información)

MOTIVACIÓN:

• La motivación se vivirá al llevar a cabo el team back semanal (reunión semanal), al compartir experiencias, historias, materiales, platicar de los avances de la meta, etc.
• Cada meta va acompañada de un para qué, lo cual ayuda a tener un motivo noble para vivirla. Se puede colocar visualmente en sitios estratégicos y comentarlo.
• El Moderador guiará la reunión semanal, y optativamente, propondrá distintas actividades a realizar, según sean las necesidades del grupo. Por ejemplo:

- Dinámica de grupo
- Observar y comentar material multimedia (vídeos, fotos, canciones, gráficos, etc.)
- Compartir experiencias de la semana
- Historias reales de personas cercanas
- Historias de deportistas
- Biografías
- Test o cuestionario
- Etc.

• En el Home, al explicar ¿Qué es SVD?, se encuentran enumerados 10 objetivos que se alcanzan al vivir este sistema: se pueden usar para dar buenos motivos a los colaboradores y animar a que vivan sus metas.
• Infundir optimismo y esperanza. Animar.
• Decir palabras de elogio ante las pequeñas victorias; palabras de afecto que expresen aprecio positivo hacia la persona; palabras de aliento ante las dificultades o derrotas.
• Escuchar con atención y entender los obstáculos de cada persona para luego animarla y sugerirle maneras de lograr la meta.
• Pensar en algunas motivaciones adicionales para los equipos de trabajo apáticos, que puedan reforzar su avance. Dicha motivación se deberá dejar como último recurso y es importante que se defina a nivel empresa y aplique a todos los equipos por igual. En el Manual se dan algunas sugerencias.

REFLEXIÓN:

• Tener una lista de razones que refuercen la motivación y se entienda el por qué y para qué de la meta. En la WEB de SVD habrá listas de razones para cada meta que se proponga, suficientes para trabajar cada meta durante 3 meses, con una razón nueva por semana.
• Elegir una razón para el equipo de trabajo; Se recomienda colocara visualmente en sitios estratégicos, junto a la meta y comentarla. Esto favorecerá a tenerla presente todo el día y todos los días. Es bueno pedirles a los colaboradores que la expliquen, y retomarla todas las veces que sea posible. Ayuda cambiar la razón cada semana.
• Encontrar historias, anécdotas, casos en los que se describa cómo muchas personas han salido adelante con base en pequeños esfuerzos y constancia. O cómo, otras, se han venido abajo por falta de esfuerzo: no hay nada fácil en la vida, aunque así parezca en un primer momento.

CONSTANCIA EN PEQUEÑAS METAS:

a) Metas: Las metas son propósitos concretos, accesibles y medibles (CAM), que al vivirlas de manera acumulativa forman hábitos.
En cada tema (salud, valores, deporte) se proponen metas para que se vivan una por una, y poco a poco. En la página de SVD se encuentran las metas y los manuales con las instrucciones.

1. Cumplir las metas una por una y acumularlas..

• Escoger la meta según el orden propuesto, o la más fácil si el equipo de trabajo es difícil, o la que se detecte que es la más necesaria.

• Evitar pasar a la siguiente meta hasta que se viva la anterior.

• Ajustar y poner la meta más accesible si no se vive en el plazo de un mes.

2. Medir el avance, reconociendo las pequeñas victorias. Preguntar, al menos cada semana: ¿se cumplió o no se cumplió la meta? Y, ¿por qué?

3. Tener presente la meta que se está viviendo y las metas acumulativas; hacerlas visibles en lugares estratégicos para vivirlas todo el día y todos los días..

Es muy importante que los moderadores, que se sugiere sean los gerentes o supervisores, estén convencidos de lo que se puede lograr y vayan por delante y además busquen que los compañeros se ayuden entre sí a vivir la meta.

b) Tips: Son acciones que facilitan el vivir las metas. Orientan a cómo vivirlas. Se encuentran sugerencias para cada meta en la WEB de SVD.

En resumen:

En la página WEB de SVD se encuentran: metas, razones, tips y un material de muestra de actividades, para los diferentes hábitos buenos de salud, valores y deporte, para que de esta manera los colaboradores salgan adelante en la vida y logren alcanzar metas más altas en todos los ámbitos de su vida, empezando por ser mejores compañeros.