¿Qué es SVD?



SVD nace de la necesidad de una educación en valores en la sociedad actual, para enfrentar la crisis en la que se encuentra, que tiene las siguientes manifestaciones:

inseguridad, corrupción, violencia; malos hábitos que van desde las adicciones hasta la obesidad y el sedentarismo; aumenta el índice de enfermos; crisis en la persona, como una vida sin sentido, depresiones, bulimia o anorexia, desintegración familiar, bajo rendimiento laboral; en la educación escolar se da la deserción, que causa un rezago educativo numeroso, bajo rendimiento, bullying, (para más datos Cfr. el apartado “Convéncete”).

Hay que hacer algo para ayudar a los niños, jóvenes y adultos. Desarrollo Humano Integral A.C., organismo dedicado a la investigación y desarrollo en la adquisición de hábitos buenos desde 1985, buscando el crecimiento formativo de toda la persona, presenta SVD Salud, Valores y Deporte, para el desarrollo humano integral.

SVD Salud, Valores y Deporte es un programa que pretende encauzar el crecimiento en hábitos buenos de la persona, para ayudarla a desarrollarse sanamente. Aprendiendo así que la existencia no está dividida sólo entre obligaciones y diversión, sino que todo el actuar humano está unido y los ámbitos vitales se influyen unos con otros. Este programa consiste en inculcar la salud y ciertos valores fundamentales a través de la constancia en pequeñas metas, acompañadas de motivación y reflexión, asumiendo de manera intencional los valores, con el objeto de que realmente se arraiguen y se transformen en hábitos: es muy distinto hablar de salud y de valores, que hacerlos vida. Este abismo lo cubrimos con nuestro know how, que busca educar para la vida.

En esta forma se lograrán los siguientes objetivos:

1. Formar el autocontrol de las personas a través de buenos hábitos, así como su criterio, aspectos fundamentales para poder salir adelante en la vida. 

2. Aprender a hacer las cosas bien, sabiendo el porqué y para qué de lo que hacen, a través de los valores que van a adquirir.

3. Practicar Hábitos Saludables, involucrando en esta labor a los centros educativos, lugares de trabajo, torneos y padres de familia. 

4. Coadyuvar en un mejor rendimiento escolar y laboral.

5. Contrarrestar males tan dañinos como el sedentarismo y la obesidad.

6. Combatir las distintas adicciones y vicios que rodean a la sociedad actual.

7. Lograr ser un antídoto al clima de violencia y bullying que existe en distintas escuelas, lugares de trabajo, barrios y ciudades del mundo.

8. Obtener ahorros sustanciales: tanto económicos, como de sufrimiento y de tiempo, para las familias, empresas y gobiernos; está comprobado que actualmente la principal causa de enfermedades y de muertes se debe a la falta de hábitos saludables.

9. Formar personas buenas y positivas que puedan influir en su entorno siendo buenos hijos, hermanos, cónyuges, padres, compañeros y ciudadanos. 

10. Enriquecer entrenamientos y competencias deportivas con los valores y hábitos saludables, para aprovechar la fuerza formativa que tiene el deporte.

El programa SVD, como es evidente, reviste gran alcance y positividad en todo aspecto y es algo que requiere implementarse en los tiempos actuales. Consiste básicamente en alcanzar pequeñas metas: todas ellas concretas, medibles y accesibles, reforzadas con sus respectivas razones. Es un know how ya probado que genera hábitos.

SALUD: se refiere específicamente a Hábitos saludables que no sólo previenen enfermedades, sino que llevan a las personas a su total bienestar, dando así la fuerza para su pleno desarrollo humano. Se trata no sólo de cuidar el cuerpo, sino también de desarrollarlo.

VALORES: así se les llama a las realidades que son consideradas como positivas y buenas: para el desarrollo humano integral de las personas y para tener una convivencia libre, justa, pacífica y fraterna. Los valores en los que incide SVD son: orden, disciplina, moderación, respeto y solidaridad. Cuando estos valores se encarnan en lo profundo de una persona, se llaman hábitos buenos y son los que dan fuerza para la vida.

Alcanzando estos valores que se proponen, se refuerzan todos los demás. Para pasar de un valor a un hábito bueno hay que contar con tres elementos inseparables: motivos o finalidad con la que se actúa, asimilar los principios y teoría a través de la reflexión y, finalmente, llevarlos a la práctica, realizarlos.

DEPORTE: el juego es algo preferido por las personas porque se asocia espontáneamente a la felicidad, a un lugar donde el tiempo no es pesado, a una vivencia abierta, a la admiración y a lo inesperado. En el juego uno muestra su identidad más propia: participa con todo su ser, con frecuencia más que en los propios trabajos. El juego es, ante todo, una prueba de lo que será la vida: es un modo de aprender a utilizar la energía que se tiene a disposición, es un tanteo de capacidades, de lo que se puede realizar. El juego es un continuo reto: a interpretar conocimientos, a ensayar las fuerzas, a integrar distintos aspectos de la personalidad. Se experimentan reglas que hay que asumir libremente para jugar bien; se marcan objetivos, y se ejercita en relativizar las derrotas. No debe haber juego al margen de la responsabilidad, de forma que el juego contiene un valor ético que forja a la persona. Se suele jugar con otros, jugar en sociedad, así se aprende a conocerse y a conocer a los demás; se siente la alegría de estar y divertirse con otros. El juego es una de las pruebas básicas para aprender a socializar. El gran valor pedagógico del juego reside en que se vinculan los afectos a la acción, por eso pocas cosas unen de un modo más inmediato a padres e hijos, o entre compañeros, que jugar juntos o participar en competencias. Finalmente podemos decir que aprendiendo a jugar bien se adquiere una actitud muy útil para afrontar mejor la vida, que siempre es dura y difícil.

En qué consiste SVD:

Son cinco programas permanentes y complementarios, ya que no es fácil ni rápido cambiar un vicio por su hábito bueno correspondiente. Si se logra que en una comunidad, ciudad o municipio, la mayoría de las personas practiquen metas concretas de salud y de valores, en su familia, escuela y lugar de trabajo, logramos contribuir al reto de trasformar a una sociedad para crear una cultura positiva y de bien.
Familias Felices Consiste en que la familia crezca en salud y valores a través de vivir metas pequeñas y acumulativas, con las que se practican hábitos saludables, orden, solidaridad, etc., apoyando con un material que indica el porqué y para qué de las metas, todo a través de la WEB y teniendo una reunión semanal para dar seguimiento.

El que adquieran estos hábitos buenos les llevará a ser mejores y felices, previniendo a la vez enfermedades, vicios y adicciones.

Trabajadores en Plenitud Programa dirigido a lugares de trabajo, con el fin de apoyarles en la importante tarea de crear un ambiente de salud y valores entre sus colaboradores, que haya un ambiente agradable para trabajar bien y mejor, en donde todos salen ganando. A través de la WEB se proponen metas concretas y un sistema para hacer vida hábitos saludables y de orden, disciplina, moderación, respeto y solidaridad.

Escuelas Saludables Se implementa en instituciones educativas públicas y privadas. Se proporcionan a través de la WEB metas concretas para que los maestros y toda la comunidad educativa inculquen salud y valores en sus alumnos, en los espacios comunes “fuera del aula”, durante su estancia en la escuela, por ejemplo: llegar puntuales a la entrada, recoger la basura después del receso, respetar las instalaciones, etc. Todo esto reforzado con un sistema para vivir las metas, con razones de por qué y para qué vivirlas, material para motivar y tips.

Deporte con Salud y Valores El deporte puede desarrollar hábitos buenos si se le da una intencionalidad hacia el bien, ya que también podría corromper con trampas y exaltando el ego. Aprovechando el gusto por el deporte y toda la abundante práctica que se da en las escuelas y en los torneos, proponemos, por medio de la WEB, metas concretas para que los entrenadores y/o maestros de deportes inculquen la salud y los valores en sus alumnos durante toda práctica deportiva, por ejemplo: vestir adecuadamente el uniforme; evitar reclamos al árbitro y entre jugadores; evitar quejarse; puntualidad, etc. reforzado con razones de por qué y para qué vivirlas, tips y material de apoyo.

En los torneos también se puede vivir los valores y la salud, además de fomentar un premio especial fair play (juego justo).

SVD Aulas Alumnos Solidarios y Felices Se proporciona, a través de la WEB, metas concretas para que los maestros inculquen salud y valores en sus alumnos “desde el aula”, por ejemplo: levantar la mano para hablar; respetar a los compañeros; tener los útiles en su lugar; desayunar, etc. Desde el aula se puede hacer mucho con los educandos, ya que ahí pasan muchas horas al día. Todo esto reforzado con razones de por qué y para qué de las metas. Se tiene material y actividades para distintos grados, y un sistema en el que todo el día y todos los días se esfuercen en sus metas que los harán mejores.